Errantes

Construyes una sonrisa con los labios
Tu boca es un terreno estepario

Te veo y observo

Un potencial auditorio
Un acuario
Una habitación a medio amueblar

Provoca habitarte,
A besos,

Morder esa cantidad de posibilidades que llevas contigo
Entre el pliegue de tus ojos negros,
Y las pausas que haces al respirar
Con esa carcajada irresponsable –con las ilusiones de los demás
Con cada calada al cigarro, pareces gritar:

Que se joda la muerte,

Porque la vida toda, es tuya
Desde que le hincaste un beso y la mataste
La vida ya no vive sin ti

Yo, por mi parte, no tengo muchas ínfulas contigo
Solo ansió un fragmento de tus ganas
De esa confianza que te tienes
Cuando me llevas la mano agarrada, cándida, sin saber que yo tampoco
Le tengo miedo a nada
Por llevar la existencia hipotecada en garantías
Y promesas que no me cumplieron
Con deudas que no eran mías y que a pesar de todo pagué

No somos tan distintos, ¿no lo ves?
resolvemos solos, solitarios
Todo mal bien

No me engañas,
Con tu fachada barnizada
Tus camisas holgadas
Tu empeño en no sentir
No espero cambiarte,
solo dejarte salir
echarle una mano a tus espacios para construir

Y es que sé
Que tu también ansias con quien compartir
Piso y cama
Alfombra y ventana
Que carajo, ¡te quiero vivir!

Poder evitarte el tener que seguir
amueblando sola,
Durmiendo sola,
Construyendo sola,

Siempre

Esa sonrisa en tus labios


Avísame,
Que te quiero querer

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *